Beneficios de la gimnasia en el agua para embarazadas

La actividad física acuática proporciona verdaderos beneficios a las mujeres gestantes pero además, un embarazo compartido entre un grupo que expresa sus vivencias en el marco de una institución especializada con profesionales idóneos, te brindara la oportunidad de una mejor conexión con el bebe y tu pareja. Ademas te ayudara a prepararte para el momento del parto y la experiencia posparto.
La actividad de gimnasia acuática se ofrece a pequeños grupos a partir del primer trimestre del embarazo. Las clases son dinámicas y entretenidas y no es necesario saber nadar para disfrutarlas. Se basan en ejercicios simples, adaptados y seguros, pero que deben estar supervisados con docentes especialmente formados para la propuesta.
El agua tiene un efecto miorrelajante, descontracturante y sobre todo, genera mucho placer al ejercitar el cuerpo de una manera divertida y lúdica.
Más allá de estos beneficios, hacer actividad en el agua otorga un plus aún mayor porque es un excelente y eficaz trabajo corporal de bajo impacto que te ofrece:

  • Mejorar la tonicidad y elasticidad de todos los músculos, en especial los abdominales y los músculos del piso pelviano, fundamentales en el momento del trabajo de parto y en el parto mismo, ya que al trabajar estos músculos, aumenta la capacidad elástica para el momento de expulsión del parto.
  • Aumentar la capacidad respiratoria, lo que permite oxigenar mejor al bebe.
  • Controlar el aumento excesivo de peso.
  • Optimizar la circulación sanguínea y reducción en la aparición de várices y calambres y además la temperatura y la presión hidrostática estimulan la circulación y el retorno venoso, disminuyendo los edemas.
  • Aumentar la conciencia del esquema corporal, dado el cambio de eje y dimensiones, para que podamos encontrar un nuevo equilibrio.
  • Fortalecer los músculos de la espalda, que ayudan a mantener una buena postura con el peso del bebé, previniendo las enfermedades del embarazo.
  • Por otra parte, al introducir el cuerpo en el agua, la columna vertebral, las articulaciones y los ligamentos se liberan del 90% del peso de nuestro cuerpo, por lo que disminuyen los dolores articulares y de espalda, típicos del embarazo.
Para que la actividad tenga plena eficacia es importante buscar que la institución donde se realice, te ofrezca un clima de trabajo ameno para promover el intercambio de experiencias con otras mamás. Para lo cual los grupos no deben ser muy numerosos y será necesario que mantengan horarios específicos sin compartir la piscina con otras actividades mientras se realizan tus clases. Prefiriendo natatorios es de transito reducido y que cumplan con todas las normas de seguridad e higiene que el cuidado de tu embarazo requiere.

Asesoro: Lic. María Rita Reynoso. Psicóloga Estimuladora Temprana Psicoanalista Directora de Aguacadabra
Centro de Natación y Actividades para Bebes y Embarazadas.

mail whatsapp